No estudies medicina si…

5/5 - (1 voto)

De seguro en todos lados te alientan para que estudies medicina. Incluso en este blog lo hago varias veces, pero en este artículo en especial te voy a mencionar algunas razones por las que no deberías estudiar medicina. No lo hago para desanimarte, lo hago para que evalúes algunas cosas que debes cambiar si en verdad quieres estudiar esta maravillosa carrera.

No te gusta leer

No debes estudiar medicina si no te gusta leer. En medicina nos la pasamos leyendo, todo es leer, leer y leer. Exámenes de temas de unas 200 páginas son muy comunes en esta carrera. Si no te gusta leer se te va a hacer muy tedioso y te la pasarás aburrido o desanimado.

Eres holgazán

¿Te consideras holgazán? Entonces la medicina no es lo tuyo. Un estudiante de medicina común siempre tiene un horario muy apretado y lleno de actividades. Si eres holgazán no vas a querer para nada estar todo el día con la libreta llena de cosas por hacer.

No te gustan las matemáticas

Un clásico, estudiar medicina para evitar las matemáticas. Lamento desilusionarte, pero en medicina sí se utilizan mucho las matemáticas. Para calcular dosis de tratamientos, realizar estudios de patologías y otras cosas los cálculos constantes se harán parte de tu día. Incluso en el primer año de medicina en la Universidad de Carabobo verás la materia de Estadística.

Lo haces por dinero

Muchas personas relacionan ser médico con grandes cantidades de dinero. No te voy a mentir, si buscas en Internet los mejores sueldos de médicos por país te vas a encontrar sumas muy elevadas. Esa es una parte de la recompensa tras haber estudiado tan arduamente por tantos años.

Pero si tu único objetivo es el dinero lo mejor es que no pierdas tu tiempo y te dediques a otras carreras como pueden ser las relacionadas con comercio, banca, finanzas, etc.

No es tu elección

Estudiar medicina siempre debe ser una elección completamente personal. No puedes dejar que alguien tome esa importante decisión por ti. Al fin y al cabo, todo el tiempo de estudio y años de dedicación serán tuyos y de nadie más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *