La competencia en la carrera de medicina

La competencia en medicina, vaya que si existe un lugar en donde hay una “guerra de notas” es en la carrera de medicina. Y es que ¿cómo no va a haber competencia cuando hay muchísimos buenos estudiantes? En este artículo vas a conocer todo sobre el tema de la competencia de calificaciones en medicina, verás el lado bueno  y también el malo de esto, comencemos…

¿Existe la competencia en medicina?

Sí que existe, y es gigantesca. A lo largo de toda la carrera hay competencia por ver quién obtiene las mejores calificaciones, y es que es normal ¿quién no quiere tener buenas notas?. Pero en medicina las cosas el nivel de los estudiantes, por lo general es superlativo, siempre hay muy buenas notas.

Medicina no es el bachillerato

Mayoritariamente, lo estudiantes que entran a la carrera de medicina en la Universidad de Carabobo fueron los mejores en notas en su etapa de bachillerato. Si ves las notas de los ingresos te vas a encontrar promedios de 18, 19 y hasta 20 puntos, todos estos estudiantes acostumbrados a obtener excelentes calificaciones y ser los mejores de sus secciones, e incluso de sus instituciones.

Pero en la carrera de medicina, para casi todos, las cosas cambian mucho. Esos tiempos de sacar solo 20s quedan en el pasado, y es que el nivel de exigencia sube muchísimo en la universidad, y más si estudias una carrera como medicina.

Es importante que este choque que casi todos los estudiantes de medicina experimentan en el primer año no te desanime. Sí, es algo fuerte pasar de obtener sólo 20, a ver como sacas calificaciones más bajas. Pero claro está que para nada te estoy diciendo que es imposible que puedas lograr obtener muy buenas calificaciones durante esta carrera universitaria. Sólo te adelanto que te deberás esforzar mucho más de lo que lo hacías en el bachillerato.

La competencia en medicina, lo bueno y lo malo

Hay cosas positivas y negativas de que haya competencia de notas en la carrera de medicina. Por un lado, la sana competencia interna hace que los estudiantes se esfuercen mucho más por obtener mejores notas. Así, de cierta forma se ayuda a que se formen mejores médicos. Si quieres tener el mejor promedio de notas de todo tu año vas a estudiar más, y por lo tanto, a aprender mucho más.

La parte negativa de todo esto está en cuando las cosas se llevan a otro nivel. Hay ocasiones en las que algunos estudiantes se colocan el objetivo de tener las mejores calificaciones a un punto nada sano, en el que terminan estresándose al exceso, y trayendo daños para su salud.

Otra parte negativa de la competencia está en cuando algunos estudiantes se concentran más en perjudicar a sus compañeros que en su propio beneficio. Es importante recordar siempre que el conocimiento en medicina debe ser compartido, ayudar a tus compañeros de estudio no te va a hacer menos inteligente, y podría en el futuro salvarle la vida a alguien.

La competencia contigo mismo

Esta es la batalla por las notas eterna, y la más sano de todas. La competencia contigo mismo siempre debes tenerla presente, si no obtienes una buena calificación en una evaluación proponte lograr una mejor en el futuro. La competencia por las notas contigo mismo nunca debe acabar, siempre debes intentar mejorar.

Aunque a algunos les puede parecer una frase repetida, siempre recuerda que en medicina se estudia para obtener conocimiento, y no para lograr calificaciones. Si eres de las personas que puede hacer las dos cosas al mismo tiempo, bien. Pero sino, enfócate más en aprender que en un simple número en una asignatura.

No estudies medicina si…

De seguro en todos lados te alientan para que estudies medicina. Incluso en este blog lo hago varias veces, pero en este artículo en especial te voy a mencionar algunas razones por las que no deberías estudiar medicina. No lo hago para desanimarte, lo hago para que evalúes algunas cosas que debes cambiar si en verdad quieres estudiar esta maravillosa carrera.

No te gusta leer

No debes estudiar medicina si no te gusta leer. En medicina nos la pasamos leyendo, todo es leer, leer y leer. Exámenes de temas de unas 200 páginas son muy comunes en esta carrera. Si no te gusta leer se te va a hacer muy tedioso y te la pasarás aburrido o desanimado.

Eres holgazán

¿Te consideras holgazán? Entonces la medicina no es lo tuyo. Un estudiante de medicina común siempre tiene un horario muy apretado y lleno de actividades. Si eres holgazán no vas a querer para nada estar todo el día con la libreta llena de cosas por hacer.

No te gustan las matemáticas

Un clásico, estudiar medicina para evitar las matemáticas. Lamento desilusionarte, pero en medicina sí se utilizan mucho las matemáticas. Para calcular dosis de tratamientos, realizar estudios de patologías y otras cosas los cálculos constantes se harán parte de tu día. Incluso en el primer año de medicina en la Universidad de Carabobo verás la materia de Estadística.

Lo haces por dinero

Muchas personas relacionan ser médico con grandes cantidades de dinero. No te voy a mentir, si buscas en Internet los mejores sueldos de médicos por país te vas a encontrar sumas muy elevadas. Esa es una parte de la recompensa tras haber estudiado tan arduamente por tantos años.

Pero si tu único objetivo es el dinero lo mejor es que no pierdas tu tiempo y te dediques a otras carreras como pueden ser las relacionadas con comercio, banca, finanzas, etc.

No es tu elección

Estudiar medicina siempre debe ser una elección completamente personal. No puedes dejar que alguien tome esa importante decisión por ti. Al fin y al cabo, todo el tiempo de estudio y años de dedicación serán tuyos y de nadie más.

Mitos sobre la carrera de medicina

Hoy vas a conocer los mitos y verdades de la carrera y los estudiantes de medicina. Siempre se habla mucho de cosas que hacemos los paracetamoles. Algunas son completamente ciertas, otras no tanto. Descubre cuales son y de seguro te impresionarás.

Los estudiantes de medicina no duermen

¡Falso! Los estudiantes de medicina sí dormimos, ni que fuésemos extraterrestres u otra cosa para no hacerlo. Dormimos, pero no tanto claro está. Cuando estudies medicina te vas a pasar gran parte de tu tiempo leyendo y tu cama va a quedar un poco desatendida. Pero tranquilo, de alguna u otra manera vas a poder dormir un par de horitas (reír para no llorar).

Los estudiantes de medicina no comen

Depende. Es cierto que todos debemos comer, pero a veces se hace algo complicado si te concentras mucho estudiando. También hay otro tipo de estudiantes como yo, que cuando estudiamos no podemos dejar de devorarlo todo.

Estudiar medicina es difícil

Cierto, pero falso. Estudiar medicina es complejo, más no difícil. Siempre debes administrar muy bien tus horas de estudio y a veces sacrificar tiempo libre para mejorar tus notas. Si logras encontrar una buena técnica de estudio que te funcione y le ves la parte interesante a todo estudiar medicina se te hará muy fácil y entretenido.

Los estudiantes de medicina son creídos

Pues somos los mejores, podemos ser creídos. Es broma, en medicina es muy importante la humildad. Siempre los profesores te lo van a repetir una y otra vez.

Los estudiantes de medicina son inteligentes

Pensarás que es por el punto anterior de ser creídos, pero no es así. En medicina si hay estudiantes muy inteligentes y bueno, a lo largo de la historia ha sido así y siempre debería de seguir siendo de este modo. Al fin y al cabo la salud es algo que hay que dejar en las mejores manos.

Los estudiantes de medicina viven estresados

Como dirían en psicología, el estrés es un resultado de ciertos factores. Si planificar tus horas de estudio y tener muchas asignaciones te causa estrés, pues estarás estresado. Si en cambio, manejas bien la presión de tareas y exámenes estudiar medicina se te hará más sencillo y saludable.

Los estudiantes de medicina nunca tienen tiempo

Como es en la carrera, todo depende de algo. La planificación es elemental, si pierdes el tiempo en cosas sin darte cuenta y no estudias de la forma correcta te vas a tener que pasar todo el día pegado a un libro. Pero si encuentras un buen método y aprovechas al máximo tus horas de estudio tendrás tiempo hasta para hacer una página web…

El año más difícil de la carrera de medicina…

El año más difícil de la carrera de medicina… Vaya que fue muy fuerte. Horas y horas de estudio, varias madrugadas pegado a un libro y muchas tazas de café. Pero ¿Cuál es el año más difícil? Te preguntarás. Bueno, para responder esa pregunta tendrás que leer este asombroso post dedicado a ese año que tanto nos exigió como estudiantes y futuros médicos.

¿Cuál es el año más difícil de la carrera de medicina?

Esta es una de las preguntas más populares de todas las que hacen los aspirantes a estudiar medicina. Es que da mucha curiosidad el hecho de que además de ya pensar que medicina es la carrera más difícil, hay un año que se lleva el premio gordo por sobre los demás en exigencia, complejidad y esfuerzo.

Pero sin duda alguna, el año absolutamente más difícil de toda la carrera de medicina es… %#$(# año. Debes estar pensando en que debe ser una broma ¿verdad? Pues en parte no lo es. La respuesta a cuál es el año más difícil de la carrera de medicina es muy complicada, y a lo largo de este artículo descubrirás la razón de esto.

El año más difícil, hablan los expertos

Primeramente, si queremos saber cuál es el año más difícil de toda la carrera, tenemos que preguntarle a alguien que haya pasado por cada uno de estos años. Yo soy estudiante de tercer año, así que no soy el más indicado. Por eso procedí a preguntarle a conocidos que ya pasaron por esos maravillosos 6 o 7 años de carrera, y sus impresiones fueron las siguientes:

Primer año es el más difícil”, “tercer año es el peor”, “sin dudas que cuarto año es el más fuerte”, “nada como quinto año, ese tiene que ser el más difícil”.

Y de nuevo debes estar pensando ¿Estás bromeando, verdad? Pues otra vez, no. Y es que aún en los ya graduados existe mucha discrepancia en cuál es el año más difícil de todos. Cada una de las personas a las que les preguntas esto te van a responder de forma segura y convencida, y al mismo tiempo te darán justificaciones.

Para resolver este problema, hemos decidido mostrarte cuáles son las razones que dan por las que un año puede ser el más difícil de todos. Hemos ordenado estas razones por año para que las entiendas mejor, y luego saques conclusiones.

Primer año, el año más difícil de la carrera

Algunos dicen que este es el año más fácil de la carrera, otros dicen que es el más difícil ¿a quién creerle?. Muchos médicos y estudiantes de años avanzados de medicina opinan que el primero de todos es el año más exigente de la carrera. La razón que dan es que en el primer año hay una especie de “choque” con la carrera.

Esta colisión de frente con la carrera es una especie de metáfora para  explicar que vienes del bachillerato, donde todo es color de rosas, y de repente te dicen que te estudies 100 páginas para el siguiente parcial de anatomía. El adaptarse a las cargas de contenido, y  manejar las fechas de evaluaciones es algo que a veces cuesta en el primer año.

Con el tiempo y la experiencia esto va disminuyendo mucho, al punto de que cuando te dicen que tienes que leer 100 páginas para el siguiente día te vas a dar un paseo o al cine, y luego llegas a casa para dominar a la perfección todo el García-Porrero.

Tercer año, el peor de todos

No me gusta mucho escribir esta parte de este artículo, ya que en poco tiempo voy a iniciar el tercer año de la carrera. Y es que el tercer año de medicina en la Universidad de Carabobo sí luce como un año muy exigente. La cantidad de materias importantes que se ven es impresionante, fisiopatología, inmunología, semiología y microbiología son solo algunas de las asignaturas que me esperan.   

Algunas personas que ya han pasado por este año expresan que en tercero estás en el centro de todo. Estás lo suficientemente avanzado como para tener que responder algunas cosas de elevada complejidad, como también aún no has llegado al nivel en el que se te exige demasiado como en 4to o 5to año.

Cuarto año, el año más fuerte

Una gran cantidad de personas también han dicho que el cuarto año de medicina es el más difícil y exigente de todos. Y es que razones para decirlo tienen, y muchas. En la Universidad de Carabobo, en el cuarto año empiezas las materias clínicas, es decir, comienzas a ir al hospital casi a diario.

Este cambio de la universidad al hospital es muy grande, tienes que ir a hacer guardias, y la cosas se ponen un poco más interesantes. Se podría decir que en el cuarto año de la carrera es que empiezas a hacer las cosas que verdaderamente vas a realizar cuando seas médico, he ahí la razón del grado de exigencia.

Quinto año, el año más exigente

De igual forma que como pasa con el primer año, muchos dicen que es el año más difícil, otros que es el más fácil. En el quinto año de la carrera ya básicamente estás graduado, casi nunca vas a la universidad, y también se puede decir que has cambiado a tu casa por el hospital.

El hecho de que estás a solo un año de graduarte es lo que hace de este año uno de los más fuertes. Y es que ya en el quinto año no es válido decir “no sé”, aquí ya tienes que saber desenvolverte muy bien en el entorno laboral, y realizar distintas maniobras que formarán parte de tu día a día en tan sólo unos meses.

Entonces… ¿Cuál es el año más difícil de la carrera de medicina?

Pues llegaste a este artículo para que te responda esa pregunta del millón, pero es que simplemente no te la puedo contestar. El año más difícil de la carrera es algo muy personal, por eso, lo más probable es que las personas siempre te digan años diferentes.

Algunas personas te van a decir que equis año es el más difícil, otros te dirán que es el más fácil. Y es que la carrera de medicina es así, nada es 100% blanco, ni 100% negro, muchísimas veces hay cabida para la interpretación. Con el tiempo en la carrera te darás cuenta de que en varias ocasiones las cosas dependen de muchos factores, y decir cuál es el año más difícil de la carrera es una de ellas.

Bioestadística, ¿matemáticas en medicina?

¿No te gustan las matemáticas? Es una excelente idea estudiar medicina, en esa carrera no se ve nada de matemáticas ¿verdad?. Pues claro que se utilizan las matemáticas, y bastante. En este artículo vas a ver porque esa creencia de que en la carrera de medicina no se utilizan las matemáticas está completamente equivocada.

Matemáticas en medicina

Primero lo primero, ¿realmente se ve la materia matemática en la carrera de medicina?. La respuesta a esta pregunta varía un poco. En algunas universidades de Venezuela donde se puede estudiar medicina la materia de matemáticas si forma parte del pensum. En la Universidad de Carabobo las matemáticas en sí no forman parte del pensum como una materia, pero vaya que las usamos.

Tu primer encuentro con las matemáticas en la carrera de medicina en la UC probablemente será en la materia de bioestadística. Esta asignatura es del primer año de la carrera, en ella vas a realizar muchísimos cálculos matemáticos, y utilizarás fórmulas y demás para poder dar con la respuesta a diversos planteamientos.

Matemáticas en medicina, mucho más que una materia

Como ya te mencioné, en algunas universidades de Venezuela como la Universidad de Oriente las matemáticas sí existen como una materia, pero en nuestra UC no. Sin embargo, el uso de las matemáticas en la carrera de medicina va mucho más allá que solo en una asignatura.

En nuestro día a día como estudiantes de medicina vivimos utilizando las matemáticas. Las utilizamos para calcular valores fisiológicos en pacientes, dosis de tratamientos, índices de masa corporal, otros indicativos de salud, etc.

Y es que hasta para cosas algo simples como calcular nuestras notas, siempre estamos usando las matemáticas. Es algo que no podemos evitar, y que simplemente tenemos que acostumbrarnos a hacer.

Matemáticas y otras materias de la carrera

Ya te dije que tu primer choque con las matemáticas durante la carrera de medicina en la Universidad de Carabobo va a ser en el primer año en la materia de bioestadística. Pero es que no solo te vas a encontrar con números,  fórmulas y reglas de tres en una sola ocasión en la carrera.

En el segundo año, en la materia de fisiología vas a usar matemáticas hasta no poder más. Recuerdo que en este año yo ya no sacaba la calculadora de mi bolso, ya que sabía que en cualquier momento iba a tener que usarla. Para que te hagas una mejor idea te digo que en casi todos los temas vas a tener que realizar cálculos, algunos ejemplos de estos son los índices hematrimétricos, tasa de filtración glomerular, o de los diferentes volúmenes y capacidades pulmonares.

Pero en el mismo segundo año tendrás otro round con las matemáticas en la materia de práctica médica. Aquí siempre llevarás tu calculadora a la universidad para obtener resultados de valores como el IMC, IPA, y algunos otros parámetros fisiológicos de los casos de pacientes.

No hay nada de que temer…

Si eres bueno en las matemáticas, pues perfecto, se te hará muy fácil hacer todos estos cálculos. Si las matemáticas no son lo tuyo, tampoco hay mucho de que temer. A decir verdad, el uso que le damos a las matemáticas es muy sencillo, y con el tiempo se hace un hábito. 

Claro está, que en ciertas ocasiones sí vas a tener que saber cómo resolver fórmulas muy largas y complicadas, pero de verdad quieres estudiar medicina podrás con esto y más. Las matemáticas en la carrera de medicina no son ninguna amenaza ni obstáculo, más bien son una pequeña pieza de un gran rompecabezas.